HISTORIA Y CREACIÓN DE LA FUNDACIÓN

La innovación contribuye a que las personas alcancen una mejor calidad de vida.

Por Isaac Assa, Fundador y Presidente de ILAN

La idea de crear ILAN nació de la inspiración de un hombre que marcó mi vida en los últimos 10 años; el ex presidente de Israel Shimon Peres, un hombre que tenía la clara visión de que, a través de la tecnología y la innovación, es posible mejorar la vida de millones de personas.

 

Considero que todos tenemos una responsabilidad que va más allá de nuestras familias y núcleos cercanos, también con el país en donde vivimos; estimo que en lugar de quejarnos, lo que verdaderamente importa es actuar.

 

ILAN tiene el firme propósito de ayudar a cambiar la vida de las personas y de las sociedades en México y Latinoamérica.

 

Shimon Peres, además de ser un gran líder y un patriarca de Israel, fue una persona muy sencilla, con un corazón muy grande.

 

Tuve el honor de conocerlo en persona y, desde el primer momento, comenzó una amistad llena de respeto, admiración y cariño.

 

Alguna vez le pregunté, ¿cuál es el secreto de que tanta gente te quiera? Y me respondió “Es muy fácil: hay que servir al público, no servirse del público”.

 

Un espíritu noble y auténtico, de servicio y de ayuda lo distinguió.

 

Una de sus maravillosas frases, que más me motiva es “mientras tengas más sueños que logros, eres joven”. Shimon Peres, a sus 92 años, murió joven porque tenía más sueños que años.

 

La innovación contribuye a que las personas alcancen una mejor calidad de vida.

 

En México y Latinoamérica hay retos y, por lo tanto, grandes oportunidades de mejora en diferentes regiones y en diferentes sectores: salud, educación, tejidos sociales, infraestructura, agricultura y agua, entre otros.

 

En ILAN estamos seguros que la innovación va ayudar a que las personas tengan mayores oportunidades y una vida digna, lo cual, de manera paralela, ofrecerá beneficios a la sociedad, teniendo como resultado países con más oportunidades y equilibrio.