top of page

¿QUÉ SIGUE?



Estoy muy emocionada de compartir esta semana en ILAN (Israel Latin American Network).

Estamos constantemente innovando y esta semana será trascendental, ya que estrenamos un podcast diferente e innovador. No será como todos los que ya existen, y la razón es que

contaremos con invitados especiales de diferentes rubros cada semana. Queremos demostrar que podemos innovar en todos los campos, no únicamente en la tecnología, como generalmente se piensa.


Por otra parte, estamos contentos porque empezamos el año planificando nuestra exposición en la Cámara de Diputados, donde los visitantes podrán entender el exitoso modelo de innovación israelí, así como los proyectos galardonados con el premio ILAN. Si tu empresa desea ser parte de esta increíble e innovadora expo, no dudes en contactarme.


No quiero dejar pasar la oportunidad esta semana para hablar de algo sencillo. Como

probablemente saben, mi formación es de médico cirujano, y en la revista Nature Medicine

publicaron un artículo que, en resumen, dice lo siguiente:


"La fusión de inteligencia artificial y atención médica redefine los límites de la innovación en el cuidado de la salud. Desde diagnósticos más precisos hasta tratamientos personalizados, la IA promete revolucionar la manera en que abordamos enfermedades. Al aprovechar el poder de los datos y el aprendizaje automático, estamos en el umbral de una era donde la atención médica se adapta a las necesidades individuales, mejorando la eficiencia y salvando vidas de manera más efectiva que nunca".


Integrar la IA en la medicina puede traer muchos beneficios tanto para los médicos como para los pacientes. Sin embargo, he leído en diferentes ocasiones que Sam Altman, creador de ChatGPT, no invirtió en la empresa tan exitosa que creó para justificar los errores que esto podría traer en el futuro, causando daños graves a la humanidad. ¿Qué opinan?

2 visualizaciones0 comentarios

Bình luận


bottom of page