top of page

EL FEMINISMO EN TIEMPOS DE GUERRA



¿Por qué este 8 de marzo será diferente? Ciertamente enfrentamos una crisis mundial en donde el movimiento feminista a mi punto de vista se ha desvalorizado, sobre todo esos movimientos internacionales que “dicen” luchar por los derechos de las mujeres.


En pleno siglo 21 sigue sin tener cabida en mi cabeza la guerra, el odio, y la matanza de cientos de seres humanos inocentes. Sin embargo, hay crímenes de guerra inaceptables en donde la dignidad de las personas es pisoteada, humillada y llevada a extremos INCONCEBIBLES. Me refiero específicamente a las violaciones y transgresiones sexuales perpetuadas contra mujeres israelíes el 7 de octubre y a las mujeres secuestradas. Es un tema serio que han dejado de lado los movimientos feministas más importantes justificándose con las matanzas que han ocurrido en esa región.


El punto es que hoy no me siento identificada con ningún movimiento más que con el movimiento de mujeres judías alrededor del mundo: madres, hermanas, hijas, amigas que levantan la voz por nuestras hermanas que siguen en cautiverio y por todas esas jóvenes que salieron a divertirse el 7 de octubre y desafortunadamente se toparon con terroristas a los cuales no se les puede llamar seres humanos.


¿Qué se necesita para que el mundo y los colectivos despierten? Hoy le toco al pueblo judío pero les recuerdo que en Estados Unidos y Canadá solo por mencionar otra región, la población de musulmanes se ha triplicado desde el año 2000. Es correcto que no todos los musulmanes son terroristas, pero también es importante saber ¿dónde están las mamas, hermanas, esposas e hijas de todos estos individuos que han perpetuado tanta atrocidad?


El feminismo en tiempos de guerra enfrenta desafíos únicos y complejos. En medio de crisis y conflictos armados, las mujeres y niñas suelen enfrentar violencia sexual, física y psicológica, lo que hace que el feminismo sea aún más relevante y necesario. Sin embargo, es cierto que en algunos casos, los movimientos feministas internacionales pueden parecer haber relegado ciertos temas en favor de otros, lo cual puede ser desconcertante y preocupante.


Para que el mundo y los colectivos despierten a estas realidades, se necesita una mayor conciencia y sensibilidad hacia las diversas formas de violencia que enfrentan las mujeres en contextos de conflicto. Esto incluye reconocer y condenar la violencia sexual como un crimen de guerra, así como abogar por medidas concretas para prevenir y abordar estas violaciones de los derechos humanos.


Es importante recordar que la violencia y el terrorismo no tienen justificación y que todas las

personas merecen ser tratadas con dignidad y respeto, independientemente de sus circunstancias. La solidaridad y el apoyo mutuo entre mujeres son fundamentales para avanzar hacia un mundo más justo e igualitario para todas las personas.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page